miércoles, 12 de abril de 2017

El futuro de una afición

-         

 -              
 - ¿Crías canarios? - ¡Qué raro eres tío! - ¿Pero qué haces? ¿Los coleccionas? –

Debo reconocer que, ante estas preguntas, salvo contadas excepciones, mi paciencia se agota en forma exponencial. Todo esto, claro está, después de haber tratado de contestarlas, en el pasado, de la manera más didáctica posible a fin de incorporar algún aficionado más a las filas de la ornitología deportiva y en particular a las del canario timbrado. Después de la cara estupefacta de nuestro interlocutor, que señala un desconocimiento absoluto de la afición de la ornitología, se sucede la típica pregunta de cuantos tienes y si están todos juntos o algo parecido. Y en última instancia, te miran, como si de un loco se tratara, y posiblemente se despidan con una palmadita al hombro y unas palabras suspiradas a título de murmullo:

 - Que bien tío, no tenía ni idea que existiera esa afición – a la vez que se alejan en búsqueda de otra conversación más afín a sus temas de charla cotidianos. Posiblemente, a partir de ahí te conviertas en un bicho raro y en cualquier conversación donde intervenga nuestro sorprendido interlocutor inicial suele saltar el: - ¿A que no sabes cuál es la afición de éste? Cría canarios y hace que canten raro, a que mola. ¡No puede ser! – salta el otro - ¿y cómo es eso? - y ahí vamos como el monopolio cuando caes en la famosa casilla VAYA DIRECTO A LA CARCEL. ¿Se entiende un poco el agobio? Y es que si no es otro que dice que su abuelito criaba unos canarios fabulosos o que tiene un colega en el metro que es campeón o tiene unas palomas con la cola rara, y con esos vas un poco más salvado, para ellos no eres un psicópata, sino que perteneces a un club de locos. Y de nuevo me siento como Bill Murray cuando suena el despertador en “el día de la marmota” (una película que nadie debería perderse).

Lo cierto del caso es que la afición por la canaricultura deportiva se merma paulatinamente por diferentes factores, y comento algunos:

Disponibilidad de espacio (-): soy de los pocos que cuando va en un coche viendo edificios me fijo particularmente en los balcones y voy tratando de establecer su potencialidad como posibles aviarios. ¿irracional? Puede ser, no sé si es afición o ya hay rasgos de fanatismo. Hace unos años la afición por la cría de aves era mucho más común y no solía ser extraña a la mayoría de las personas, la migración de la población rural a las grandes ciudades junto con la reducción, en algunos casos minimalista, de la superficie de los pisos y/o apartamentos se constituyen en un reto para los criadores de aves y en particular la de los canarios de canto. No se trata solamente de encontrar un espacio milagrosamente, sino que además cuente con el consentimiento de tu cónyuge, además que hay que contar con que ningún miembro de la comunidad cercana a tu piso ponga una queja por la contaminación sonora que tus aves o tu sistema de educación (si aplica) produzcan. Que decir de la utópica necesidad de disponer de tres espacios: cría, adultos y educación (o no educación). La disponibilidad de espacio es, sin duda, una condición crítica, necesaria pero no suficiente.



Falta de divulgación (+): Aun cuando en términos generales, la divulgación ha sido uno de los aspectos que ha evolucionado positivamente, por la gran potencialidad que encierra.  La divulgación de la afición se ha constituido en un auténtico salvavidas, no solo de la canaricultura deportiva sino de muchísimas otras aficiones o hobbies. Las publicaciones en blogs o en diferentes instancias de redes sociales como Facebook, YouTube, WhatsApp, Instagram y muchas otras, les permiten a otros aficionados desde cualquier lado del mundo compartir experiencias en forma de multimedia en forma casi instantánea, es así como los aficionados conocen los resultados de cualquier concurso, fotografías o videos de los eventos o leer algún artículo de algún experto sobre algún tema de interés. En el pasado, tener acceso, en la profundidad y amplitud de recursos, de la forma en que se dispone actualmente era imposible, apenas algunos artículos en revistas únicamente disponibles “en papel” (analógicas, sería el término “despectivo” actual) y algún que otro libro eran los medios disponibles para que el aficionado profundizara sobre su afición en particular. El foco de la divulgación mediante las redes sociales se enfoca en una audiencia cautiva o a grupos de aficionados que al menos muestran interés en el tema, pero no en la audiencia potencial, y esta es la forma de hacer crecer la afición. En este sentido, la divulgación mediante reportajes televisivos y notas de prensa suelen despertar el interés de personas con interés potencial pero carentes de la iniciativa o de los medios para empezar con la afición. Otro medio de alto potencial, pero en menosprecio por sociedades y aficionados es la exhibición de ejemplares en los concursos. Desafortunadamente la exhibición es una práctica en desuso, los aficionados siempre andan con prisas y a duras penas llevan sus ejemplares a concursar y los retiran apenas terminan de ser enjuiciados, este pragmatismo permite sostener la participación de la afición existente pero flaco favor le hace a la futura. Quien no recuerda en el pasado a los aficionados con las manos enlazadas hacia atrás, observando y escuchando a los ejemplares premiados y haciendo preguntas sobre sus virtudes canoras, quizás no la exhibición en los concursos carezca de aplicabilidad en concursos de baja participación, pero sí en aquellos de renombre y alta afluencia de criadores.



Claridad Conceptual: Uno de los principales propulsores de cualquier afición es la claridad de objetivos que se persigue y que a fin de cuentas despierta el sentido de competitividad entre los aficionados. El desconocimiento del código aun por parte de aficionados noveles y otros no tan noveles conduce a desaciertos en la conducción de los aviarios que ultimadamente inciden en el fracaso en los concursos. Los pocos aficionados que se incorporan a la afición, lo suelen hacer de la mano de amigos y colegas cuyas tendencias y conocimientos condicionan al novel en una determinada dirección, situación que solo cambiará si se produce una evolución en su comprensión de la canaricultura de canto y le concede espacio, a su vez, a sus gustos personales. En los aspectos positivos, la realización de talleres (workshops) y conferencias divulgativas contribuyen a la aclaración de conceptos básicos de la afición. En rasgos generales, la claridad conceptual en la canaricultura de canto continúa siendo una asignatura pendiente.




Divide y Perderás:  desde mucho antes de su reconocimiento como raza, el canario timbrado español (y todos los nombres que les queramos colocar para decir que esto es otra cosa) ha sido objeto de encarnizadas polémicas y sistemáticas descalificaciones por aficionados pertenecientes a las diferentes tendencias.  Nunca hubo pleno acuerdos y siempre algún avezado de turno politizó la afición para fines narcisistas o de protagonismo personal. Esta permanente y agotadora fuente de desacuerdos en torno al timbrado español ha alejado a muchos aficionados que prefieren evitar la polémica permanente y la intolerancia de sus protagonistas en favor de la tendencia de su preferencia.


Se puede hablar de otros aspectos que influyen positivamente como bastión de un nutrido sector de la afición como lo es la difusión y el acceso a los sistemas digitales de educación, sin embargo, en términos generales la amplitud de opciones, la falta de claridad y la falta de una visión común en los métodos y en el objetivo final (a pesar de la negación de algunos) son factores de bloqueo importante para el crecimiento de la afición.

Quizás la situación actual sea el producto de la constante exacerbación por la evolución y no la búsqueda del perfeccionamiento de lo ya claramente definido, todo esto claro está, ocultando un individualismo poco favorable al colectivo de la afición.


domingo, 26 de marzo de 2017

Homenaje a Miguel Angel Hernández Paniagua






Asistentes a la Asamblea 2017
El homenajeado y los ganadores de la liguilla de CTEM


La nueva junta directiva de CTEM


Miguel A. Paniagua, Luis Mateus y Mari Jose


Comida del Club


Luis María Paniagua y las chicas de CTEM



Miguel Angel recibiendo su placa 



















viernes, 10 de marzo de 2017

Cruces y Registros Tonales por Francisco Aroca Monteliu

Voy a dar mi opinión personal sobre la combinación de registros o tonos de voces distintos para equilibrar las voces en nuestros ejemplares y para que no sean ejemplares demasiado estridentes. En el caso que por sus cruces genéticos, según cuales, se puedan ir a un tono de voz más hueca o más grave de lo normal. Como bien sabrán si se trabajan, tanto ejemplares hembras, porque, como bien sabemos, podemos tener una intuición del tono de voz de estas hembras por sus hermanos. Igual que las muchas facultades canoras de ellas, en un macho, al cantar, como bien sabemos todos, podemos saber su tono de voz como todas las facultades canoras que tenga y si tienen, tanto hembra como macho, un tono de voz demasiado metálico, los hijos de estos ejemplares de este tono de voz demasiado metálica, serán los mismos, genéticamente que sus padres. 

Todo es por herencia genética, padres rápidos, hijos de canto rápido, hijos con una buena dicción y lentitud serán hijos de estas mismas cualidades. Sabemos demasiado bien todos los aficionados que los ejemplares muy rápidos pasan a ser estridentes y pierden, por lo tanto, su calidad de dicción o lentitud, el tener un canto modulado, el enlazar sus notas con mayor rapidez rayando la estridencia y, por lo tanto, no son tan armónicos y musicales. Sé que hay, siendo los menos, por algún aficionado y juez hay, que les gusta que tengan estas características para el canto y con un tono de voz alto.

Por descontado hay que respetar el gusto de los demás, aunque yo no comparta ese gusto, ya que, para mí, personalmente no es la definición de un buen ejemplar de canto, ya que, quiero que tengan una voz metálica nítida y clara, eso es una cosa, pero que rayen la estridencia es otra cosa muy diferente. Existe lo que yo llamo ejemplares metálicos con dicción o lentitud, pues en su cruce aún queda algo del canto malinois y que quede claro que, en el canto malinois, existen tonos de voz más metálica y con tono de voz algo más grave o hueca. Por lo tanto, estos ejemplares de canto timbrado español a los que yo denomino metálicos con dicción y lentitud son porque tienen la voz metálica algo más nítida o clara. Por su cruce genético también son más musicales, modulan o enlazan mejor sus notas y, a su vez, son más armónicos y nada que comparar con los muy metálicos que se vayan a la estridencia. Yo hago siempre cruces buscando ejemplares metálicos con dicción con ejemplares semi-metálico o semi-hueco buscando hembras que sus hermanos sean de un tono de voz de uno tanto como del otro para intentar buscar el equilibrio de las voces. Al cruzar un metálico con dicción con un semi-metálico o semi-hueco, por estos cruces realizados de tonos de voces distintos (metálicos con dicción con semi-metálico o semi-huecos) pues siempre hay que buscar el equilibrio que es en donde está la armonía. Por descontado, a mi personalmente, como he dicho en escritos anteriores, los que me gustan son los semi-metálicos o semi-huecos porque son los que en la vocal i, en las notas agudas, las hacen en tono medio y nunca estridentes y en las vocales o u a, los tonos de las notas, con registros más graves. Esto es lo que para mí, personalmente, le llamo un fuera de serie para el canto y, como siempre digo, respeto a todos aquellos aficionados que opinen o piensen diferente. Si este cruce genético y, por su herencia genética del metálico con dicción o semi-metálico o semi-hueco sale algún ejemplar con un registro de tono de voz algo más hueco de lo normal, pero es un gran ejemplar con un gran potencial genético para el canto por su gran dicción y lentitud, por su gran modulación, enlazar bien sus notas y armónico, musical y con una gran capacidad de aprendizaje, se utilizará como progenitor, porque, los buenos progenitores, que es lo que debemos que buscar los buenos aficionados que exigimos lo mejor para nuestros cruces genéticos. A este ejemplar de gran calidad pero más hueco de lo normal, se le busca un hembra que su hermano sea un buen metálico con dicción y se compensa al cruzar y, por lo tanto, se compensa y equilibra, en cuanto al tono de voz para conseguir el que exigimos para nuestro gusto. Así de sencillas son las cosas si sabemos bien lo que hay que hacer. He visto y oído que las razas de canto silvestres o de campo, con gran variedad de ellas también tiene ejemplares más rápidos y, por lo tanto, estridentes y otros que tienen más dicción, lentos y con mayor capacidad de aprendizaje y con voces más bonitas. Como en todo, es siempre debido a sus cruces genéticos y, en este caso, los que están libertad, la pareja que elija cada cual tendrá, por su herencia genética, unas virtudes para el canto u otras.

Los aficionados sí que podemos y, tenemos en nuestras manos, con nuestros serinus o canarios, elegir por herencia genética los ejemplares más aptos para el canto y exigir los que más nos gusten y tengan mejor dicción, lentitud, unos tonos de voz bonitos, mejor musicalidad, modulación, armonía y enlazar sus notas con mayor calidad musical. Sepan ustedes que con las tres razas que hay en el de serinus o canarios a lo largo de todos estos años de afición, gracias a Dios, he visto tanto en el canto roller, como en el malinois y, también, en el canto timbrado español que si no se trabajan los tonos de voz buscando el equilibrio de estas voces de los progenitores de los ejemplares de canto, tienen siempre tendencia a subir su tono de voz y, por lo tanto, ser más estridentes y más rápidos en la emisión de sus notas perdiendo calidad musical. Otra vez más sin el equilibrio no existe la armonía (como en la vida misma).

Que Dios Padre y Dios Hijo nos Bendigan a todos. Un saludo muy cordial para todos los aficionados y amigos de Francisco Aroca.

jueves, 9 de marzo de 2017

Marcos Blasco: Historias de timbradistas



Marcos Blasco, 2017
El nombre de Marcos Blasco seguramente es desconocido para la canaricultura del timbrado de hoy en día, uno de los criadores Marcos fue uno de los criadores mas apasionados en Venezuela, para mí uno de los “culpables” de mi afición a los canarios. 

Como ya he contado en otra ocasión (Recordando los inicios), Marcos era compañero de trabajo en una compañía de construcción y un buen día a expensas de mi padre terminé visitandolo en su casa donde me obsequió un macho y dos hembras, sin mal no recuerdo ya estaba finalizando la cría y mis intentos de cría a destiempo fueron un absoluto fracaso. 

A Marcos, que nació en el Ferrol (La Coruña) el 11 de noviembre de 1943, lo llevaron sus padres a Venezuela a los 14 años de edad. Sus padres, como miles de españoles de la época, buscaban mejores oportunidades para su familia. 

Marcos fue desde muy pequeño un aficionado a los pájaros siendo el objeto de su devoción inicial los pájaros silvestres (jilgueros, pardillos, verdecillos, etc..).


A los 15 años sosteniendo mi primer timbrado, obsequio de Marcos Blasco



Marcos nos relata en primera persona su historia en el mundo del timbrado:

-      A los 9 años, mi padre que era marino, me trajo un canario de Tenerife, al que un buen día se lo comió un gato – cuenta Marcos con añoranza.

-       A los 12 o 13 años, mientras paseaba por la calle vi un canario amarillo que probablemente se había escapado de una casa y pude atraparlo. Cuando lo oí cantar quedé asombrado de sus giros y su canto melodioso que nunca antes había oído y que rápidamente me cautivó. Cuando mi tío lo escuchó, rápidamente lo identificó como un «canario flauta».

         
Albino Fernández Terán
        Al llegar a Venezuela visité una pajarería llamada Animalia Canilandia, en la famosa Avenida Casanova, y adquirí un canario Malinois, cuyo canto me recordaba a aquel primer canario flauta pero que superaba con creces. A comienzos de los años 70 comienzan a llegar los primeros canarios timbrados a Venezuela de la mano de Emilio Sierra, pero que en mi opinión de menor calidad. Sin embargo, por solidaridad hispánica, compré una pareja que puse a criar. En esa época me afilié al Club de Canaricultores de Caracas (CCC) concurriendo a mi primer concurso, que por cierto fue enjuiciado por Albino Fernández Terán.
-           
Recuerdo que Albino, quien vino expresamente de España para enjuiciar, calificó con pésima puntuación a mis ejemplares y me recomendó no seguir gastando dinero en comida ya que servían para nada. Me repuse de mi frustración inicial y con el tiempo gané muchos concursos en Venezuela y logré la medalla de bronce en el mundial de 1985 en Holanda. 

Viví en primera persona los cambios iniciales en el código de canto y los
El controversial L. Tielens
enfrentamientos entre los partidarios del viejo y el nuevo código en la COM, cuyo secretario general Lodge J Tielens, era en mi opinión un detractor del canario timbrado español ya que solo consideraba verdaderas razas de canto a malinois y al Roller. A título anecdótico recuerdo que el Chau y el Piau eran notas negativas en el código del Malinois mientras que en el timbrado se consideraban positivas y parte de su repertorio nato.

Siempre críe con 5 o 6 parejas, y reservaba dos o tres maestros a quien eximía de criar, solía obtener entre 15 y 20 pichones limitando a las parejas a un máximo de dos puestas. Mis criterios de cruce fueron simples y empíricos, reservaba las hembras cuyos hermanos había salido buenos cantores y los cruzaba con machos de calidad. Así de simple. La mayoría de los aficionados pensamos que cuando tenemos buenas nidadas, son producto de nuestra maña o conocimiento a la hora de efectuar los cruces, yo pienso que obviamente por tener una buena selección genética hay margen para una mayor calidad, pero no hay que olvidar que el azar también tiene un papel preponderante.


Valle de Caracas, el Ávila al fondo, obra de Juan Carlos Gayoso

En mi poco o relativo éxito han influido personas como Álvaro Guillén y Albino Fernández Terán a quien les profesé especial cariño y respeto. En Venezuela conocí a todas las personas que en aquel momento se decían canaricultores, teniendo una relación de especial amistad con Manuel Ansara, Luis Adolfo Ferro, Antonio Vidal y Emilio Guilarte. Debo confesar que durante el transcurso de mi vida federativa hubo momentos más confusos que claros.

Los dos últimos años de mi vida como canaricultor los invertí en la peor de las labores, dejé a un lado los cuidados y la afición ancestral de “pajarero” para incursionar en el enjuiciamiento de canarios. Acompañe por dos años a mi maestro Albino Fernández Terán en los concursos nacionales en Venezuela. Opté por dejarlo cuando Lode J. Tielen secretario por muchísimos años de la COM y frecuente visitante de Venezuela (mayormente por sus intereses de negocios personales) manifestó que el primer juez de timbrados en Venezuela sólo podía ser venezolano, así que lo dejé.


Medallas en timbrados en mundiales COM, criadores latinoamericanos


Pasados ya muchos años, en el año 2006 llamé a Marcos y lo invité a casa para escuchar a mis ejemplares, estaba orgulloso ya que había obtenido muchos premios con unos canarios educados exclusivamente por medios electrónicos. 

Recuerdo vívidamente la escena en la terraza de mi casa:

-          Bueno Marcos, ¿y que te parecen? –
-          Muy bonitos los floreos si – contestó mirando al lote- Si, definitivamente, pero les faltan notas –

Esas palabras han quedado en mi memoria internamente etiquetándolo de clásico en sus gustos y cuidado que razón no le sobraba, pero en aquel tiempo me sobraba el orgullo y me faltaba la empatía.


No supe más de Marcos hasta hace unos tres años cuando me contactó para saludarme a través del blog. Se había mudado a España ya que cuatro de sus cinco hijos residen en Madrid y Barcelona. Había también recorrido el camino de vuelta a su tierra de origen, como muchísimos españoles, buscando la cercanía de su familia y huyendo de la destrucción del populismo socialista que transformó uno de los países de mayor riqueza y crecimiento en una sucursal del infierno. 

Marcos vive hoy en día en un pueblo de la comunidad valenciana y confiesa que a veces le pica el gusanillo por volver a la canaricultura pero que ha resistido eficazmente. Marcos Blasco quizás no sea de los timbradistas de mayor renombre, pero dejó su huella en otros criadores, fue exitoso en el mundo de la canaricultura de canto, obtuvo una medalla en un mundial y sobretodo disfrutó de sus timbrados, que al fin y al cabo es el objetivo del que muchos se olvidan.

domingo, 5 de marzo de 2017

La Educación del timbrado por medios digitales: estado del arte

La educación por medio de maestros o mediante la utilización de mecanismos externos ha sido el medio más utilizado para fijar las razas de canto oficialmente existentes hasta ahora, así mismo ha sido también empleado para incorporar nuevas notas y enriquecer el repertorio de los ejemplares. 

Diversos pájaros de canto fueron usados para la introducción de notas, entre ellos se destaca el ruiseñor con sus sonidos de agua y aflautados.

Debido a que el canto del ruiseñor se realiza en un tono y una modulación diferentes a las del canario, en la mayor parte de las ocasiones para poder incorporar notas de ruiseñor se recurrió a la exposición de sonidos de la naturaleza como el del agua corriendo y otros sonidos a partir de los cuales el ruiseñor generó en algún momento su canto.


La introducción de este tipo de notas y la selección de los ejemplares de acuerdo a su capacidad para su aprendizaje y ejecución permitió la depuración y la formación de estirpes con características específicas. La simbiosis EDUCACIÓN-SELECCIÓN ha sido la piedra angular de la formación de las razas de canarios de canto, de igual manera la NO EDUCACIÓN-SELECCIÓN es utilizada por los criadores de canarios discontinuos o de cantor español siendo ambos métodos igualmente válidos cuando el criterio de selección es consistente y correctamente correlacionado con su genética. Es decir, es un despropósito el pregonar el uso de la NO EDUCACIÓN a criadores que utilizan EDUCACIÓN-SELECCIÓN (por ejemplo, los criadores de los denominados continuos e intermedios), ya que los resultados pueden ser muy decepcionantes, como varios criadores han presenciado en sus aviarios.  



En 1773, Daines Barrington escribió una carta dirigida a Mathew Maty titulada “Experiments and Observations on the Singing of Birds” (Experimentos y Observaciones sobre el canto de los pájaros), citando:
“Una vez vi dos canarios que vinieron directamente de las Islas Canarias, ninguno de ellos tenía canción y he sido informado que la mayoría de ellos también carecen de ella”
“La mayor parte de los canarios que son importados del Tirol han sido educados por sus padres y estos a su vez por un ruiseñor...”

Pintura: mujer usando Serinette para educar canario



En 1709, Hervieux Chanteloup, publicó un libro llamado “Traite des Serins de Canarie”, libro que versa sobre consejos útiles para la cría y reproducción del canario. En este libro, muy popular y con varias re-ediciones, explica Hervieux cómo se utilizó por primera vez para el aprendizaje del canto por parte de los canarios, una pequeña flauta dulce especialmente diseñada para ello.


Unos diez años más tarde, se populariza la utilización del Serinette en Francia para enseñarles notas a los canarios. El Serinette era un instrumento musical mecánico cuyo nombre deriva de Serin, es decir canario en francés. Consistía en una caja de madera, normalmente de nogal, con dimensiones promedio de 265 × 200 × 150 mm, en cuyo interior había un órgano en forma de barril que se operaba por medio de una manivela dispuesta en la parte frontal. Los Serinettes contenían una fila de tubos metálicos que tocan 8 tonos diferentes cada uno con una duración aproximada de 20 segundos. El sonido producido por el Serinette es similar al de un flautín (el popular Piccolo en Italia).





video



Como referencia más reciente, en la década de 1920, Karl Reich,
canaricultor originario de Bremen, se distinguió en el arte de enseñar a sus canarios notas de ruiseñor para usar posteriormente genéticamente a aquellos ejemplares que mejor las aprendían y canoramente a aquellos ejemplares que mejor las ejecutaban, es así como logró generar una estirpe de canarios con notas de ruiseñor. Reich logró su cometido alterando el período de muda de los ruiseñores de forma que cantaran en el período en el cual sus jóvenes canarios aprendían, aunque nunca reveló como logró que algunos de sus canarios aprendieran directamente de los ruiseñores. Reich logró una merecida fama por la grabación de sus canarios y su difusión en diversos países de Europa.  



video




Es indudable que todos los canarios tienen un mecanismo biológico que les facilita aprender e imitar sonidos compatibles con su genética, si exponemos a un canario Roller, a un malinois o a un timbrado unos aprenderán unas partes del audio objetivo y otros otras pudiéndose dar el caso de que aprendan giros en común que sin duda ejecutarán de forma muy diferentes por las características siríngeas propias de cada raza de canto. Es tan natural esta habilidad de aprender que es los criadores de canarios que utilizan la “NO-EDUCACIÓN” deben aislar a los jóvenes pichones de los adultos para que no aprendan de los adultos o de otros sonidos externos que los condicionen.

El aporte de la educación por medios digitales

La educación de los canarios fue por muchos años realizada mediante el uso de maestros (uno o varios) y exponiéndolos a los jóvenes pichones. Esta metodología usada por muchos años tenía sin embargo varias desventajas:





1.- Era muy difícil conseguir canarios que ejecutaran su repertorio de forma impecable, es decir era muy fácil y particularmente influenciado por el grado de celo que muchos canarios degeneraran algún giro o que su canto se acelerara o recortara ocasionando que estos fueran aprendidos por los pichones.

2.- Los maestros representaban lo mejor del aviario y para poder alargar su etapa como instructores se hacía necesario no usarlos como reproductores o reducir al mínimo los apareamientos.

3.- Los maestros, como seres vivos están expuestos a las enfermedades, a mudas anormales o prolongadas y a su muerte. Cuando alguno de estos eventos ocurre el criador se quedaba sin recursos para la enseñanza de sus pichones.

4.- Los buenos maestros eran escasos y rara vez compartidos por sus dueños, estos representaban su ventaja competitiva. Esto particularmente frustraba a los criadores noveles ya que les era muy difícil elevar y mejorar el repertorio de sus aves.

Como ya se ha referido anteriormente, desde prácticamente el inicio de la cría del canario en cautiverio se utilizaron maestros y mecanismos externos que produjeran sonidos que se deseaban incorporar al repertorio de los canarios para después fijarlos: Serinette, sonógrafos, sonidos de la naturaleza, flauta dulce, Piccolo, etc…



El advenimiento de la era digital trajo consigo la modernización de la capacidad de grabación, edición, compresión (formatos mp3) y reproducción a través de medios electrónicos:  discos de acetato en un principio, discos compactos y en cualquier dispositivo en el cual se pueda almacenar y reproducir audios en formato digital comprimido. El fácil acceso a programas de edición de sonido permite la creación y producción de audios para que los canarios puedan aprender. Ya no es necesaria la presencia de un maestro físico con el riesgo de que pueda enfermar, mudar, acortar su canto o inclusive morir. Un audio objetivo bien construido es un maestro que “nunca muere”.

En un principio el uso de medios digitales para la educación estaba restringido a unos pocos aficionados avezados que poseían la pericia, el tiempo para experimentar y el acceso a grabaciones de canarios desde donde extraer las notas para componer un repertorio. Es decir, en un principio se repetía el tabú del acceso a producir buenos audios objetivos y sobretodo como disponer los componentes de la solución de reproducción para facilitar el aprendizaje.  Y este fue uno de los objetivos del blog: la difusión de los mecanismos para la educación por medios digitales, comunicar las experiencias e inclusive facilitar algunos audios objetivos para que los que se iniciaran pudieran ser exitosos con facilidad.

No hay duda alguna que hoy en día, para los aficionados que educan, el uso de medios digitales es el mecanismo más utilizado y que trajo consigo varias ventajas importantes:

1.- Acceso a un maestro “sin defectos” que nunca muere

2.- Posibilidad de personalizar el repertorio de nuestras aves construyendo un audio “à la carte”

3.- Incorporar giros “perdidos” como por ejemplo el agua lenta en los timbrados.

4.- Ha subido el nivel colectivo de los canarios timbrados educados siendo cada vez más completos los repertorios que incluyen floreos y variaciones compuestas de complejidad y belleza impresionantes, permitiendo al criador focalizarse en la dicción y en la lentitud de los ejemplares trabajados.

No todo son ventajas en la educación por medios digitales, la codicia por el acceso a notas ha hecho que se produzca un verdadero intercambio tras bastidores entre diferentes criadores y hasta de piratería por algunos, por supuesto esto más un subproducto de la incapacidad para crear. Pero quizás el mayor problema sea que esta facilidad para generar buenos pájaros si contamos con la genética y el audio objetivo adecuados sea que se ha sobre simplificado el proceso y que, como decía en su discurso un criador después de haber arrasado en un concurso hace un par de años: es que no me sé ni las notas

El otro gran peligro lo trae consigo la artificialidad y la robotización de las notas, un timbrado debe sonar como un canario timbrado y esto en mi opinión debe reflejarse en el código para adaptarlo a nuestros tiempos y a las características de los recursos tecnológicos incorporados hoy en día a la afición.

La satanización de la educación

Está por demás claro que existen dos grupos de criadores de timbrados (continuos, discontinuos, intermedios, de canto español, etc..), unos que educan y otros que no lo hacen. Cada uno de estos grupos persiguen objetivos loables DIFERENTES, los que educan seleccionan por este criterio y los que no educan por otro. Existe una campaña sistemática contra la educación de los canarios solo explicable por la existencia de criadores de canarios discontinuos que educan a sus canarios y esa situación poco tiene que ver con los criadores que educan.



1.  Los canarios timbrados no copian, aprenden, si copiaran serian todos iguales y en mi experiencia cada canario es diferente a otro, en el repertorio, en la construcción de los enlaces, en la dicción, etc,, Inclusive en muchas ocasiones construyen otra versión del giro. El uso de la palabra COPIA es despectivo y es usado sistemáticamente por los que pretenden desprestigiar a la EDUCACIÓN
2.   Los canarios en su mayoría no pierden parte de su repertorio debido al mecanismo por el cual fueron enseñados, si lo hacen es debido al mecanismo biológico denominado NEUROGÉNESIS que ocurre en el periodo de muda y que afecta a todos los tipos de canarios, de hecho, es comprobable que a un ejemplar no educado se le puedan enseñar notas durante el periodo de muda.
3.     Para ser EDUCADOS los canarios timbrados no son sometidos a ninguna tortura auditiva, el blog explica cómo lograr educarlos usando pocos slots de tiempo al día.
4.    No hay correlación entre EDUCACIÓN y mestizaje, hay un empeño absurdo en relacionar dos conceptos diferentes.


Los criadores que educa no lo ocultan y muy por el contrario se muestran orgullosos del trabajo que realizan, sobran los ataques gratuitos que no van a reconvertir a nadie, todos los criadores de timbrado español oímos a TODOS los ejemplares cuyos audios y videos están publicados y cada quien escoge todos los días ir en una dirección o en otra. Es lo bonito de esta afición, cada quien que crie lo que quiera y respetemos la decisión de cada criador con la debida educación.